El sistema científico en crisis (de nuevo)

Los últimos años, el sistema científico (incluyendo centros científicos —CONICET, Agencia, CONAE, INTA, INTI, etc.— y Sistemas Nacional de Educación Superior) viene sufriendo una crisis que lo pone, de nuevo, al borde del colapso. ¿Por qué se abandona una política de Estado tan importante como el desarrollo científico?

1

Durante los gobiernos anteriores, especialmente desde la creación del ahora extinto Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva (MinCyT para los amigos) en 2008, la ciencia argentina supo crecer a pequeños pero firmes (y algunos grandes) pasos. Había financiamientos, había becas, había deseo de desarrollo científico tecnológico propio. Pero desde hace un par de años, cuando las políticas cambiaron radicalmente de rumbo, y a pesar de permanecer el mismísimo exministro de ciencia, año tras año es una cachetada.

La crisis del sector de CyT. Por Jorge Aliaga.

Las repercusiones se extendieron a medios internacionales, con repetidos artículos en Nature (ej: 1, 2, 3), una de las revistas científicas más importantes del mundo. Se vieron repetidos pedidos de científicos al exministro, al director de CONICET y al mismísimo presidente de la Nación. Sin embargo, para los grandes medios internos y la población la ciencia pareciera ser un mero hobby de nerds, llegándose a ver hasta campañas de desprestigio sobre las investigaciones que se llevan a cabo (como si lo único válido fuese encontrar la cura al cáncer) y contra los científicos en sí (“son todos vagos”, “vayan a laburar”, “todo kukas, ñoquis”, “viven del Estado”, etc.). Grandes movilizaciones fueron realizadas, y hasta la Facultad de Exactas de la UBA creó la web #SOSCiencia donde se encuentran datos sobre la situación actual y a su vez en las redes sociales el hashtag  reflejaba/refleja las cuestiones por salvar o resolver.

Banner-SOSCiencia4

Pero, las repercusiones no parecen terminar. Ahora, llega una carta de referentes científicos internacionales, entre ellos 12 ganadores del Nobel, dirigida directamente al presidente llamando a la reflexión sobre la importancia de rever el presupuesto destinado a Ciencia en el proyecto de Ley del presupuesto 2019.

2

Sin embargo, y a pesar que desde que se dio a conocer el proyecto de presupuesto se vio el problema que significaría para todo el sistema científico y de Educación Superior (siendo las Universidades Nacionales grandes centros de investigación per se y alojando las mismas centros del CONICET de los cuales asume algunos gastos) y se manifestó en todos los ámbitos en contra del mismo, el proyecto avanza en su tratamiento sin modificaciones por parte del Poder Ejecutivo y con apoyo de su conglomerado partidario en el Congreso de la Nación. Porque para la ciencia hacen oídos sordos.

En la UNICEN y particularmente en la Facultad donde trabajo, se sabe y se alertó sobre la falta de presupuesto. Hace un par de meses, en una reunión del Consejo Superior de la Facultad, se estimó que recortando todo lo más posible gastos “innecesarios”, se llegaría a fin de año con los números en rojo. Pero no se compra, no se arregla, no se invita, etc. Encima, no se consiguen financiamientos. Lo poco que se consigue no alcanza y se desactualiza constantemente. Fragilidad total.

Sin embargo, aquí seguimos, tratando de hacer ciencia. Con un sistema científico parado en la cornisa, resistiendo el scrum que está realizando la política económica en cuanto a Ciencia y Tecnología en esta etapa de la historia argentina. Una vez más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.